La fiscal federal de Quilmes acusa a los Moyano de cometer cuatro delitos durante su primera etapa en la administración de Independiente (2014-2017). La investigación se inició a partir de la declaración indagatoria del jefe de la barra brava del club Pablo "Bebote" Álvarez y de Damián Langaronne, su hombre de confianza.

Los principales hechos por los que la fiscal pidió investigar la actuación de los Moyano en Independiente son:

Extorsión de empresas para beneficios propios: Según surge de la declaración de "Bebote" Álvarez, los Moyano extorsionaban a diferentes empresas privadas para obtener beneficios propios o materiales para la construcción del estadio de Independiente. Según el relato del barra, que dio lugar al inicio de la investigación, los Moyano habrían extorsionado a una empresa de vidrios, acero, hormigón y electrodomésticos.

–Contratación de la Panadería del Valle para la provisión del catering para los palcos: El negocio pertenecería a Héctor "Yoyo" Maldonado, secretario general de Independiente y hombre influyente en el esquema de los Moyano en el Sindicato de Camioneros. La panadería habría facturado 160.000 pesos por mes para servir el catering. Según sospecha la Justicia, la comida nunca se habría servido en el estadio.

– El control de pases de los futbolistas de Independiente: La acusación nació de una declaración indagatoria que afrontó Pablo "Bebote" Álvarez, en la que aseguró que Pablo Moyano controlaba todas las operaciones de los jugadores. El líder sindical, según relató el jefe de la barra, negociaba con los representantes la situación de cada futbolista.

 Triangulación de dinero: la Justicia investiga una triangulación de dinero a través de la empresa Martín Tur que operaba viajes fuera y dentro del país. De acuerdo a la acusación que pesa sobre los sindicalistas, el sindicato de Camioneros le pagaba a esta empresa, que a su vez contrataba micros a un precio más bajo que el que facturaba. La diferencia era supuestamente reintegrada a Pablo Moyano.

Por otra parte, Hugo Moyano es investigado por un presunto lavado de dinero en la compra de dos propiedades en la exclusiva zona de Parque Leloir. La Justicia investiga si la adquisión se hizo en forma irregular y a través de empresas que pertecen al secretario general del gremio de Camioneros.

El juez Néstor Barral, titular del Juzgado Federal N° 3 de Morón, a cargo de la causa, busca determinar si el dinero utilizado para la compra de las propiedades provino de una sobrefacturación de las empresas al sindicato de Camioneros.

Las empresas investigadas son Aconra Construcciones SA , que brinda servicios relacionados con la salud y gerencia la Obra Social de Camioneros (OSCHOCA), y Dixey SA, compañía dedicada a confeccionar ropa de trabajo y a brindar servicios de consultoría informática.

Tanto Hugo como Pablo Moyano también son investigados por una evasión impositiva masiva y un presunto lavado de dinero a través de una compleja red de empresas, cuentas y depósitos que datan desde el año 2008, con compras de inmuebles incluidas en el esquema.

La denuncia fue realizada por la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac). Además de los Moyano, fue denunciada la Federación de Camioneros y el correo privado OCA, entre otras empresas.