La historia secreta detrás de la renuncia de Valentín Díaz Gilligan

El andar cabizbajo de Valentín Díaz Gilligan ayer a primera hora de la tarde por los pasillos de Casa Rosada tenía una explicación. Aunque todavía no había sido oficializado, ya no era más el subsecretario general de Presidencia.

Es que su renuncia había sido aceptada al mediodía por el Presidente, al cabo de la reunión de coordinación en la que junto a sus principales colaboradores concluyó que era lo más conveniente por la dificultad que tendría el Gobierno -y el propio funcionario- para afrontar y explicar el caso.

La escalada mediática del tema tras la publicación del diario El País de España modificó los planes de Mauricio Macri que en principio tenía previsto abordar la previa de la marcha de Camioneros con el ministro de Trabajo Jorge Triaca y repasar aspectos de gestión con Francisco Cabrera (Producción). Pero la situación de Díaz Gilligan acaparó buena parte de la reunión.

Mauricio Macri, junto al jefe de Gabinete, Marcos Peña y al secretario General de la Presidencia, Fernando De Andrei, el día en que el Presidente habló en Chapadmalal.

El vicejefe de Gabinete Mario Quintana fue el encargado de darle detalles del caso al Presidente, ya que hasta ese momento en el Gobierno no contaban con más información que la que el propio Gilligan había brindado, con cierta dificultad, en los medios. En ese sentido, hay coincidencia respecto a que el subsecretario subestimó el impacto que podía llegar a tener su caso, cuando fue consultado por haber omitido declarar la participación en una sociedad que tiene una cuenta en un banco de Andorra por US$1.200.000. Y también hay unanimidad de que sus declaraciones, luego de la primera nota del periódico español, tampoco ayudaron.

Acaso esa sensación sea la forma de la Casa Rosada de justificar su reacción tardía. En Balcarce 50, por ahora, niegan que sea el caso: "No se puede tomar decisiones sin analizar bien el caso, con seriedad. Eso en un fin de semana no lo podés hacer. Y recién empezamos a recibir la información ayer (por el lunes) a la mañana ", argumentan.

Quintana expuso los elementos que había reunido, en su mayoría con información que le aportó Gilligan a su jefe directo, el secretario general de Presidencia Fernando de Andreis. Y fue plasmado en un paper que tienen -con máxima reserva- pocos funcionarios.

La conclusión del jefe de Gabinete Marcos Peña fue determinante. Reiteró su confianza en el funcionario y que a priori no se trata de una sospecha de corrupción, pero concluyó que por la complejidad del caso "es muy difícil de explicarlo" ante la sociedad y que, por lo tanto, la gente no iba a poder "distinguir". "Y hasta va a ser mejor para él, porque hasta que pueda demostrar su inocencia, la foto de su cara va a estar en la tapa de los diarios", exageró -o no tanto- uno de los presentes.

La reflexión de Peña fue escuchada y también compartida por el otro vicejefe de Gabinete, Gustavo Lopetegui; y el ministro del Interior Rogelio Frigerio, uno de los que dijo que Gilligan iba a tener "que dar un paso al costado" si lo pedía la Oficina Anticorrupción que dirige Laura Alonso. 

Pero una vez definido eso, el debate que comenzó -y que ayudó a dilatar el anuncio- fue el planteo que hace la oposición: ¿Por qué Gilligan y no (Jorge) Triaca o (Luis) Caputo? Una discusión en la que, lógicamente, el ministro de Trabajo se abstuvo de participar, pero que tuvo como principal eje la situación del ministro de Finanzas, de quien en los últimos días se supo que también omitió informar al ingresar en la función pública que hasta 2015 fue accionista de sociedades offshore creadas para administrar fondos en paraísos fiscales.

"No hay claridad sobre qué hacer ante hechos previos a la función pública. Esa es la realidad. ¿Hasta qué punto es comparable una omisión en una declaración jurada con un caso de corrupción? Es un tema que merece un debate. Pero el periodismo tampoco ayuda", planteó un alto funcionario, que habló del tema con Macri, ante este diario.

Y se preguntó: "¿Los miles de argentinos que blanquearon capitales, con Macri y con el anterior gobierno ya están imposibilitados de ser funcionarios en el futuro?".

Con todo, hasta que se le comunicó a Díaz Gilligan que se iba a filtrar el anuncio a los medios, hubo quienes mantuvieron cierta esperanza de que se revirtiera la decisión. Especulaban con un imposible: que el tema iba a perder fuerza, ayudado por la agenda "popular" -trazada con anterioridad- del Presidente: el encuentro con Guillermo Barros Schelotto y la reunión con los padres del cadete de la Policía de La Rioja sometido a un brutal baile.

 

Noticias relacionadas

El campeón Alemania quedó eliminado del Mundial

Alemania, tetracampeona del mundo y defensora en Rusia del título de Brasil-2014, fue eliminada del Mundial Rusia-2018 este miércoles al perder 2-0 con Corea del Sur en la tercera y última fecha del Grupo F, donde Suecia y México avanzaron a los octavos de final.

Seguir leyendo.

Argentina ganó 2 a 1 y avanza a octavos de final de la Copa del Mundo

A todo o nada, el seleccionado de Jorge Sampaoli debía ganar si o si para avanzar a octavos. Todo fue sufrir después del penal y empate de los nigerianos. Finalmente Marcos Rojo desahogó todo un país para imponer el 2 a 1.

Seguir leyendo.

Corona, Lesieux y Ocampo seguirán detenidos

Los ex intendentes de Perugorría seguirán presos en la Comisaría de Mercedes. El Superior Tribunal de Justicia denegó el pedido de excarcelación solicitado por los imputados por hechos de corrupción en la administración de obra pública durante su gestión.

Seguir leyendo.

Fín del contenido.

Configuraciones