Cacerolazos: El Gobierno oscila entre el ninguneo y la sorpresa por la protesta

"Es un grupo de la población que votó distinto, cercano al kirchnerismo", sentenció la vicepresidenta Gabriela Michetti.

 

El lunes bien entrada la noche, la reforma previsional ya tenía destino de ley cuando la madre de uno de los ministros más importantes del Gabinete llamó a su hijo para preguntarle si el ruido de las cacerolas era a favor o en contra del Gobierno. Si tenía que blandir la propia o hacer silencio. El funcionario, más preocupado por la votación, que por lo que sucedía en la calle, no supo qué contestar. Cuarenta y ocho horas después seguía sin tenerlo claro.

Los cacerolazos del lunes por la noche, que se repitieron el martes en una decena de barrios de la Ciudad y en centros urbanos de todo el país para protestar contra la reforma previsional, marcaron una novedad. Ese método de protesta vinculado a los sectores medios nunca antes se habían manifestado contra el PRO o Cambiemos.

Cacerolazo en Callao y Rivadavia, el martes. (Rolando Andrade).

En el Gobierno había demasiada satisfacción por la ley sancionada como para reparar en un descontento que tuvo eco, pero no fue masivo. Las pocas excepciones que se refirieron a las protestas, le bajaron el precio al ruido de las cacerolas. Gabriela Michetti fue una de ellas. “Como dijo el Presidente, los cacerolazos son una manera de manifestar. Mientras no haya violencia o amenaza sobre la vida de nadie, está bien. Es un grupo de la población que no está contento, que votó distinto”, señaló la vicepresidenta ante una consulta de Clarín. La primera en la línea de sucesión insistió en que el cacerolazo fue una expresión minoritaria, vinculada al kirchnerismo. “Por la cantidad que vimos no fue tan importante como las marchas que pedían justicia. No digo que uno no los vea. En Once donde vivo hubo se sintieron. Tiene que ver con ese 25% de kirchnerismo o filokirchnerismo que no nos vota”, sentenció Michetti.

Esa idea es la que mayoritariamente prima en el oficialismo, aunque nadie se atreve a exteriorizarlo como la vicepresidenta. La hipótesis oficialista vale también para los miles de manifestantes que acompañaron de manera pacífica las multitudinarias marchas del jueves y del lunes frente al Congreso.

Noticias relacionadas

Se presentó la campaña de vacunación contra el sarampión y la rubéola

La iniciativa tiene como objeto vacunar a niños de entre 13 meses y cuatro años inclusive con una dosis adicional, obligatoria y gratuita de una vacuna triple viral. No se solicitará orden médica y se aplicará en todos los centros de salud y hospitales públicos.

Seguir leyendo.

Reglamentan la ley que beneficia a hijos de víctimas de femicidio

"Lo primero que se me vino a la mente fue Mariela", dice Lorena Fernández, que hoy cuida a los tres hijos de su hermana, asesinada en 2016 por su pareja, en Chile.

Seguir leyendo.

Diputados y Concejales trabajarán juntos en pos de la calidad parlamentaria

En un acto al que asistieron concejales de la ciudad de Corrientes y legisladores provinciales, la Cámara de Diputados y el Concejo Deliberante de la ciudad capital representados en sus presidentes Pedro Cassani y Norberto Ast respectivamente, firmaron un convenio de cooperación.

Seguir leyendo.

Fín del contenido.

Configuraciones