La Armada Argentina informó hoy que iniciaron un operativo para retomar comunicaciones con el submarino ARA "San Juan", "por haber perdido enlace en un tiempo estipulado", en su tránsito desde la Base Naval Ushuaia a su apostadero habitual de la Base Naval Mar del Plata.

"Aún no hemos podido establecer contacto con la nave. Se está siguiendo un protocolo. La última comunicación fue anteayer a la mañana, ya pasaron 48 horas", dijo hoy el capitán Enrique Balbi, vocero de la fuerza.

Según un comunicado que difundió la Armada, se desplegó unabúsqueda por tierra, aire y agua con  una aeronave Tracker de la Base Aeronaval "Comandante Espora", y una de la Escuadrilla de Vigilancia Marítima B-200 desde la Base Aeronaval "Punta Indio", que efectuaron vuelos en la tarde de ayer y durante la madrugada.

El Comando de la Fuerza de Submarinos se contactó con los familiares de los 44 tripulantes embarcados para "mantenerlos informados del desarrollo de las operaciones de localización y los motivos de la pérdida de las comunicaciones". En un intento de transmitir tranquilidad, Balbi sostuvo que "no hay ningún indicio grave que se tenga del submarino, simplemente se dejó de tener comunicaciones".

 

La última posición conocida de la nave fue a 430 km de la costa, al Sudeste de la Península de Valdés.

Por otra parte, Balbi desestimó las versiones sobre un posible incendio en el banco de baterías. "Oficialmente no tenemos información sobre un incendio, no sabemos de dónde salió el rumor", indicó.

El Submarino ARA San Juan es de origen alemán y se incorporó a la Armada Argentina en 1985. Tiene 66 metros de eslora (largo), desarrolla una velocidad de 25 nudos en inmersión y está configurado como submarino de ataque.

Su propulsión es diesel eléctrica y cuando se encuentra en superficie su motor impulsa un generador eléctrico que carga los distintos bancos de baterías con los que se propulsa la nave cuando navega en la profundidad.