El Gobierno logró este jueves otra victoria además de la firma de la reforma fiscal con todos los gobernadores excepto el de San Luis. El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, anunció un principio de acuerdo para una reforma previsional que, contrariamente a lo que puede creerse, es lo que menos discusión llevó.

Según pudo saber Infobae, los lineamientos más importantes serán los siguientes:

– Tratar un proyecto de ley en el Congreso para que los haberes jubilatorios se actualicen trimestralmente y por inflación. Esto significa un cambio en la actual fórmula de actualización, que fue aprobada en la ley votada en el 2009. Es un paso que descomprime notablemente la situación de las cajas previsionales.

– Garantizar que las jubilaciones sean de al menos el 82% del salario mínimo vital y móvil en el caso de los empleados que hayan realizado 30 años de aporte.

 

– Eliminar las jubilaciones de privilegio.

– En cuanto a las cajas previsionales no transferidas, el gobierno nacional se comprometió a financiar los déficit de las cajas previsionales no transferidas.

Cuando lanzó los "consensos básicos", Mauricio Macri había planteado el fin de las jubilaciones de privilegio y los regímenes especiales: "En la ley de reparación histórica, se previó la creación de un consejo para crear un nuevo sistema previsional, que seguirá siendo universal, público y de reparto… Pero necesitamos que sea sustentable y justo", expresó.

El plan oficial de modificación del sistema previsional busca unareducción del gasto en torno a los $100 millones. Entre los cambios propuestos, el Ejecutivo pretende ajustar la fórmula de movilidad. La edad continuaría en 60 años para las mujeres y 65 para los hombres.