En la Bombonera, el dueño de casa manejó los hilos del partido y se puso en ventaja de arranque, con el tanto de su goleador tras la asistencia de Cristian Pavón. El delantero cordobés también asistió a Pablo Pérez para el segundo, en el que hubo un desvío en Cristian Nasuti.

Las primeras dos conquistas, durante los primeros 45 minutos, tuvieron su arranque en los pies de Fernando Gago, quien envió un pelotazo abierto hacia la derecha para el ex Talleres. Más tarde, Benedetto y Pérez definieron.

 
 

El equipo dirigido por Guillermo Barros Schelotto pudo y mereció irse al descanso con algún gol más de diferencia. En una de las más claras, Edwin Cardona no pudo batir la valla rival tras una enorme jugada colectiva. Fue una muestra de lo aceitado que estaba uno de los conjuntos, que marcó diferencia con su par bahiense en todo momento.

Hubo muy poco para destacar en la visita, que tuvo una clara en la última de la primera mitad, pero Franco Troyansky la dilapidó. Olimpo tendrá que mejorar mucho si pretende no sufrir en la tabla de promedios a lo largo de esta temporada.

 

El complemento exhibió a un Boca sereno, haciendo pasar el tiempo con el monopolio del balón. A Fernando Gago -una de las figuras- le anularon mal el 3-0 por una supuesta posición adelantada de Paolo Goltz que no existió. Pero el tanteador terminaría así tras una falta de Villanueva a Benedetto que el ex Arsenal cambió por gol de penal.

 

Carlos Tevez disfrutó de la goleada en uno de los palcos y vio en vivo a los que seguramente serán sus compañeros en 2018, si se confirma su vuelta al club.