River pisó la cancha de Temperley después de 30 años y se llevó un triunfo por la mínima en su estreno en la Superliga. El autor del tanto fue Ignacio Scocco, luego de una buena cesión de Gonzalo Martínez. Lucas Alario fue titular en el que pudo haber sido su último juego en el club.

El Millonario alternó buenas con malas en una primera parte en la que pudo sacar la ventaja con un gol característico de Scocco, que enganchó de izquierda a derecha y sacó un disparo certero que se clavó en el ángulo inferior derecho del sobrio Josué Ayala.

 
 

Pero el local reaccionó después del tanto del rival y generó varias ocasiones con las que pudo haberse ido empatado al vestuario. Germán Lux le sacó la más importante a Juan Ignacio Sánchez Sotelo, cuando los fanáticos del Gasolero ya se llenaban la boca de gol.

 

Tantas dudas dejó el equipo de Marcelo Gallardo en la primera mitad que el entrenador realizó dos modificaciones de movida: Ariel Rojas y Enzo Pérez por Ignacio Fernández y Carlos Auzqui. El cuadro riverplatense empezó a manejar la pelota y tuvo dos chance netas en los pies y la cabeza de Alario, que se topó con la figura de Ayala en ambas.

 

Pero los del Muñeco se adormecieron y el Celeste casi aprovecha algunos descuidos en la parte final. Marcos Figueroa tuvo en sus pies el empate, pero su tiro con tres dedos fue débil y le facilitó la respuesta a Lux.

 

Sobre el final, Maximiliano Lugo se fue expulsado por exceso verbal y River, que pudo haberlo liquidado con un remate de Santos Borré que se estrelló en el poste, selló sus primeros tres puntos en la Superliga. Ahora, los hinchas millonarios aguardarán por una resolución en torno a la posible transferencia de Lucas Alario.