Mientras se esperan los resultado del escrutinio definitivo –será ajustado– en Buenos Aires, el gobierno de Mauricio Macri cierra los detalles de su estrategia para ganar las elecciones legislativas en la provincia el próximo 22 de octubre. La gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal repite la siguiente frase: "El cambio creció, tuvimos 5 puntos por encima de agosto de 2015 pero queremos más". En el gobierno nacional sostienen que los números de las PASO son contundentes. Los mismos muestran que a nivel nacional Cambiemos obtuvo 1,7 millón de votos más que hace dos años y mejoró su performance en 21 de los 24 distritos. En Buenos Aires los votos para el oficialismo pasaron de 2,3 millones a 3 millones en el mismo período.

Pero según pudo saber Infobae, en el Gobierno trabajan con otro número revelador: la cantidad de jubilados y pensionados y el total de personas que reciben la AUH (Asignación Universal Hijo) en Buenos Aires sumarían 4.000.000 de personas. Este número representa aproximadamente un 30% del padrón electoral de la Provincia que llega a los 12,2 millones de personas y un 25% de la población total (unos 16,6 millones de habitantes). El objetivo del Gobierno es capitalizar ese caudal de votos. ¿Cómo? Facilitándole a ese segmento de la sociedad el acceso al crédito a través de ANSES. Las proyecciones que hacen desde ese organismo indican que los tomadores de esos créditos podrían llegar a superar el millón de personas a fines de este mes.

"El aumento del crédito a las clases más necesitadas es fundamental, en primer lugar, porque no tienen la posibilidad de acceder a un banco, y en segundo término, porque ese crédito luego se vuelca al consumo ya sea para comprar alimentos, algún electrodoméstico o para arreglar la casa. Y eso a la larga es más crecimiento de la economía", explicó un funcionario a Infobae durante uno de los break del Council of the Americas, que se realizó ayer en el Hotel Alvear.

La ANSES ya entregó –desde que se lanzaron– más de 530 mil créditos personales ARGENTA para jubilados y pensionados. Otros 305.000 fueron para titulares de la Asignación Universal por Hijo y unos 130.000 para titulares de Pensiones No Contributivas (PNC) y de Pensión Universal para el Adulto Mayor (PUAM). Del total de préstamos, el 70% fue solicitado por aquellas personas que reciben la AUH y el 30% restante por quienes perciben PNC y PUAM.

 

Por orden de la Jefatura de Gabinete de Ministros, la ANSES presupuestó para este objetivo un 5% del Fondo de Garantía y Sutentabilidad (FGS). Se trata de unos $50.000 millones que irán en los próximos meses a dichos créditos.

En el Gobierno están convencidos de que los nuevos créditos –a tasa fija del 24% anual y a pagar en hasta 36 cuotas– servirán para que los beneficiados puedan arreglar su casa, pagar deudas atrasadas y comprar comida.

Dentro de la estrategia, se adaptó el sistema para agilizar los trámites. Así, los titulares de la AUH podrán obtener su préstamo ARGENTA desde el sitio web del organismo previsional. Ahora, ya no será necesario realizar el trámite en una oficina de la ANSES. Eso permitiría a quienes soliciten este tipo de crédito acceder al dinero en menos de una semana, desde el inicio del trámite. La cuota se descontará del beneficio que cobra la persona mensualmente.

Las estadísticas muestran que entre las cinco provincias con mayor cantidad de préstamos concedidos están Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, Mendoza y Tucumán.

Una encuesta de esa institución solicitada a una consultora privada reveló que más del 70% de los que sacaron esa línea de créditos era la primera vez que accedían a un préstamo personal.

Además, el Gobierno cuenta con que el segundo aumento por movilidad jubilatoria implicará un adicional de casi $50.000 millones en los últimos cuatro meses del año, según datos oficiales. Los cálculos que hacen es que se volcaran desde agosto en adelante unos $18.000 millones que serán para una gran cantidad de familias que solo cubren el 40% de la canasta básica alimentaria.

 

Las estadísticas de la Defensorá de la Tercera Edad muestran –tomando en cuenta el haber de mayo pasado– que con el haber mínimo unas 3 millones de personas sólo llegan a cubrir el 40% de la canasta básica y en peor situación se encuentran los 1,5 millones de beneficiarios de pensiones no contributivas, que percibe solo 70% del haber mínimo.

El organismo, dirigido por Eugenio Semino, informó que durante los primeros cuatro meses de 2017 se registró una suba de 12,84% por encima de la inflación oficial pero todavía falta computar el aumento de 13,3% que se empezará a cobrar en septiembre.

Por otra parte, los datos de la consultora Scentia indican que el 72% de los clientes de los supermercados son personas de ingresos medios y medio bajos. Las ventas en los "supers" acumularon una caída de 6% interanual en el primer semestre, según datos oficiales, y los privados aún observaron caídas en las ventas julio pasado.