Devoción por San Luisito une la fe de fieles correntinos y mexicanos

La Virgen Morena es parte de las celebraciones de San Luis de la Paz en el estado mexicano de Guanajuato desde 2013. Una muestra de cómo la fe hermana a los pueblos y salva cualquier distancia, en este caso más de 7.000 kilómetros con el tradicional pueblo correntino.

 

 

Entre San Luis de la Paz (México) y San Luis del Palmar (Corrientes) hay unos 7 mil kilómetros de distancia en línea recta. Si se calculara un viaje que incluya tramos en automóvil por rutas de Latinoamérica y avión, los kilómetros que separan a las dos ciudades superan los 10 mil.

Sin embargo, en cuestiones de fe, las fronteras y límites entre países se desdibujan. Y hasta los perfiles culturales con diferencias terminan apareciéndose como similares. Así sucedió con la presencia de la Virgen de Guadalupe, la patrona mexicana, y la Virgen de Itatí, la Patrona de Corrientes. Las imágenes de las distintas advocaciones marianas tendieron lazos apoyados en la fe de sus devotos de ambas ciudades tan distantes, que ahora ya se afianzan como una tradición.
El puente se tendió en 2013 y comenzó como un intercambio por la devoción compartida a San Luis Rey de Francia entre una familia correntina y una de México en 2013.
“Surgió por Internet. Yo buscaba otros lugares donde se venerara a San Luis Rey y me encontré con ellos, en San Luis de la Paz (Guanajuato). De conversar por chat pasamos a hacer videollamadas y los invitamos a venir a Corrientes para peregrinar hacia Itatí con el pueblo sanluiseño”, recordó Ariel Reyes al ser consultado por época.
La participación de la Virgen de Itatí en la procesión en honor a San Luis Rey en México se instaló a partir de un intercambio entre fieles correntinos y mexicanos en 2013. Desde entonces, la Virgen Morena participa cada 20 de agosto en sus manifestaciones de fe. En San Luis del Palmar alistan los festejos centrales del viernes próximo, donde también la imagen de la Virgen de Guadalupe peregrinará junto a los devotos correntinos.
“En los preparativos para su visita me anticiparon que pensaban en traer una imagen de la Virgen de Guadalupe para donarla a nuestra parroquia y así fue”, relató.


Esa imagen de la Virgen guadalapana sufrió vicisitudes en el camino: fue catalogada como pieza de arte y por eso retenida en la aduana en su ingreso al país. Se necesitaron gestiones y hasta intervenciones diplomáticas para liberar a la Virgen de Guadalupe y que la imagen llegara a tiempo para acompañar a los peregrinos en la tradicional marcha de fe desde San Luis del Palmar hacia Itatí.

En ese proceso, los lazos entre los devotos mexicanos y los correnitnos se afianzaron. “Fue entonces que mi padre, José Luis Reyes (conocido en el pueblo como ‘Titín’), resolvió obsequiar a nuestros visitantes una imagen de la Virgen de Itatí”, recordó Ariel.
Esa es la embajadora correntina que ahora acompaña a los devotos de San Luis de la Paz en cada celebración de la novena patronal en México.
“Todos los 20 de agosto, unos días antes de la celebración por el día litúrgico de San Luis, ellos llevan la imagen de la Virgen de Itatí en procesión. Este año se repitió la tradición y para nosotros es muy emotivo. También aquí llevamos a la Virgen de Guadalupe en cada procesión a la que vamos con San Luisito”, recordó Reyes.
La participación y la devoción volvieron a plasmarse en redes sociales, el espacio virtual que les permitió encontrarse y ponerse en contacto hace cuatro años atrás.
Ayer, en el marco de la novena en honor al santo patrono compartido entre San Luis del Palmar (Corrientes) y San Luis de la Paz (Guanajuato, México), una imagen de la Virgen de Itatí muy lejos de su tierra acompañó la procesión de fieles en una marcha de fe muy colorida y emotiva.

“La Virgen de Itatí salió junto a San Luisito en procesión por las calles de San Luis de la Paz, Guanajuato, México, dentro de las fiestas patronales en honor de San Luis Rey. La imagen de San Luisito es la original, data de hace más de 300 años, por lo que sólo sale de su templo, también llamado San Luisito, una vez al año para visitar la Parroquia de San Luis Rey”, manifestaron los devotos mexicanos.
“La imagen de la Virgen de Itatí fue un obsequio que nos regalaron los habitantes de San Luis del Palmar, Corrientes, Argentina, cuando los acompañamos en 2013 en su 113ª Peregrinación a Itatí. San Luis del Palmar y San Luis de la Paz están unidos por la devoción a un mismo santo patrono y el amor a la Virgen María”, fue el mensaje que plasmó José Omar García en su página de la red social de Facebook. El testimonio de la procesión también pudo verse en una transmisión en vivo por esa misma plataforma.
“Nosotros seguimos muy conmovidos por ese lazo que se creó. Tenemos pendiente visitarlos en su comunidad, y aunque está todo dispuesto para hacerlo, sólo faltaría poder acordar una fecha y hacerlo”, reconoció a su turno el correntino Ariel Reyes. Mientras tanto, ese lazo que unió la devoción compartida, con el paso del tiempo se transforma cada vez más en una amistad profunda.
En Corrientes las celebraciones de la novena antes del día litúrgico – que será el próximo viernes 25 – se concentran en la visita de la Virgen de Itatí y de la imagen de San Luisito a unos 17 barrios de San Luis del Palmar.
“Seguimos recorriendo con una actividad muy intensa”, ratificó al ser consultado por época, el padre Epifanio Barrios. Además el sacerdote de San Luis del Palmar remarcó que “todo en las celebraciones está saliendo muy bien”, a la vez que coincidió en que la expectativa para los festejos del viernes próximo apuntan a que se trate de una celebración multitudinaria por las calles del pueblo.

Fín del contenido.

Configuraciones