Ramiro Funes Mori, quien se encontraba recuperándose de una operación de meniscos en su rodilla izquierda, estará fuera de las canchas por lo menos hasta enero de 2018. Algunos inconvenientes surgieron durante su rehabilitación (sufrió un desprendimiento en la zona afectada) y es por eso que tuvo que ser intervenido quirúrgicamente otra vez en Barcelona.

El ex River padeció la lesión durante el último compromiso de la Selección en la altura de La Paz, por la jornada 14 de las eliminatorias ante Bolivia, el 28 de marzo último. Jorge Sampaoli lo tenía en consideración para el futuro, aunque ya estaba claro que no estaría disponible para la próxima doble fecha: el 31 de agosto (Uruguay) y el 5 de septiembre (Venezuela).

 

Pero como además estiman que su regreso oficial será entre enero y marzo de 2018, el técnico argentino tendrá que replantear sus chances de incluirlo en la lista mundialista, siempre y cuando su equipo consiga la clasificación. Es que el Mellizo disputó su último partido a fines de marzo y prácticamente llegaría sin rodaje a la Copa del Mundo de Rusia, con aproximadamente un año de parate.

La noticia cayó como un baldazo de agua fría para el Everton, que saldrá a buscarle reemplazante. A través de sus redes sociales, Funes Mori había publicado varios videos en los que exhibía sus mejoras físicas y entrenamientos diferenciados para ponerse a punto.

 

Los zagueros centrales que ganarán terreno a partir de ahora son Jonatan Maidana, Federico Fazio, Javier Pinola y Emanuel Mammana, quienes son seguidos de cerca junto al ya "fijo" Nicolás Otamendi por el estratega de la Selección.