El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, comunicó que "el Sector Público Nacional registró en junio un déficit primario en base caja de $57.038,8 millones, un 29,5% más que un año antes. Y superior entre 5 y 7 puntos porcentuales a la tasa de inflación.

Semejante desborde del resultado de las finanzas públicas tuvo su origen en la mayor aceleración del gasto, 25,6%, que los recursos, que se expandieron 24,3 por ciento.

El funcionario fundamentó el comportamiento del gasto por el efecto de "las subas en las Prestaciones Sociales con 39,4%, que explican el 83,7% del aumento interanual del gasto primario total".

Además, destacó el ministro de Hacienda que "la comparación del gasto total con junio de 2016 está afectado por el bajo nivel de ejecución derivado de la revisión de los contratos de obras públicas que estaban viciados de corrupción heredados del kirchnerismo".

 

Asimismo, se destacan en las planillas correspondiente a los movimientos de caja del último mes el aumento de las transferencias  corrientes a las provincias 63,6%, a través del Fondo Nacional de Incentivo Docente, y a las cajas jubilatorias provinciales.

Mientras que, por efecto de la política tarifaria los subsidios económicos acusaron un recorte de 21,7%, destacándose las menores erogaciones en los destinados al sector energético, 37,1%, y, en menor medida, en los aplicados al transporte, 3,5%, en ambos casos en comparación con un año atrás.

 

Sobrecumplimiento de la meta fiscal en el semestre

Pese al mal resultado de junio, el ministro Dujovne resaltó el desempeño de las finanzas públicas en el primer semestre, donde mostró que frente a una meta para el período de un rojo primario equivalente a 2% del PBI, se cerró con un desequilibrio de 1,5%. La meta para todo el año, antes del pago de intereses se fijó en 4,2% del PBI.

Ese resultado fue la consecuencia de ingresos que crecieron 32% y gastos que lo hicieron 31%, de ahí que en valores nominales el desequilibrio aumentó 28%, menos que el crecimiento nominal de la economía en su conjunto.

Al computar el pago de los servicios por intereses de la deuda pública, el resultado financiero de junio fue de $91.852,2 millones; y en los primeros 6 meses de $255.546,5 millones. En el primer caso se elevó 26,5% y en el segundo 43,4 por ciento.

 
 

"El gasto en términos reales, siendo muy estable a lo largo del año, va a mostrar bajas considerables en términos interanuales tanto en el tercer como en el cuarto trimestre. Además es un gasto real muy por debajo del ejecutado en 2015. El gasto medido en términos reales, por primera vez en muchísimos años en Argentina, empieza a bajar", subrayó Dujovne.

 

El Presupuesto Nacional para el corriente año contempla un nivel de gastos de $2.295.001 millones, y determina un crecimiento anual de las erogaciones de 16%. Esto implica que en la segunda parte del año el gasto primario sería de $1.204.887 millones, determinando un incremento del orden del 5% anual.

Por último, y consultado sobre la posibilidad de que el Gobierno Nacional continúe sobrecumpliendo las metas trazadas de déficit fiscal, Nicolás Dujovne expresó: "En este 2017 tenemos el compromiso de alcanzar como máximo un déficit del 4,2% del PBI. Vamos a cumplir esa meta, y haremos todos los esfuerzos por sobrecumplirla".