River logró una ventaja fundamental en su intención de clasificar a los cuartos de final. En el Defensores del Chacose impuso 2-0 a Guaraníde Paraguay y quedó bien perfilado para sacar el boleto a la próxima ronda.

Si bien River dominó las acciones durante la primera etapa, el partido fue parejo. El visitante tuvo más voluntad que juego, pero así y todo consiguió ingeniárselas para poner en jaque por momentos a Augusto Batalla.

El tanto en esos primeros 45 minutos lo anotó el debutante Ignacio Scocco, quien se hizo cargo de un tiro libre cuando el reloj marcaba 36 y contó con la complicidad de un rebote en la barrera para celebrar su primer tanto en la entidad de Núñez.

Alrededor de ese grito de gol quedaron las dos oportunidades que tuvo el atacante Epifanio García a las espaldas de Javier Pinola, otro de los que tuvo su primera vez en el Millonario. En la primera, tras un pelotazo largoquedó mano a mano con Batalla, quien tuvo una buena respuesta. Luego, en el final, cabeceó tras un envío largo y su tiro besó el poste.

El complemento tuvo una fórmula similar a la primera etapa, aunque con un mayor impulso del elenco conducido por el argentino Daniel Garnero. García, otra vez, fue quien tuvo el empate en sus pies pero Batalla volvió a ganar en el enfrentamiento, enviando el disparo al córner.

Aunque la más clara estuvo en la cabeza de Robert Rojas, a 10 minutos del final: sacó un potente remate que debió sacar en la línea NachoFernández.

Instantes más tarde, y tras la contra que desperdició Jorge MoreiraMarcelo Larrondo puso cifras finales en el marcador tras un tiro libre del Pity Martínez. Apareció solo en el segundo palo y venció al arquero Alfredo Aguilar.

El Millonario, que debió afrontar un multitudinario control antidoping al finalizar el partido, definirá la llave dentro de un mes en Argentina. El cotejo de vuelta se jugará el 8 de agosto en el MonumentalEn caso de ganar, jugará en cuartos de final contra el vencedor de la llave que tiene a Jorge Wilstermann (Bolivia) y Atlético Mineiro (Brasil).

Estadio: Defensores del Chaco.

Árbitro: Andrés Cunha (Uruguay).