Díaz lamentó que la gestión provincial esperara "150 días para hacer una propuesta medianamente racional" que satisficiera parcialmente los pedidos de los maestros. "Las asambleas terminaron ayer a la tarde. Hay mucha bronca y decepción con el gobierno de la Provincia. No hacía falta tanto conflicto para que hagan una propuesta que tanto no conforma, pero que es menos peor que la anterior", señaló en diálogo con radio Mitre.

"La clase política no aprende más, ellos son los causantes del conflicto. Si había dinero, no era necesario tanta sangría. Ellos tienen una responsabilidad muy grande de no generar el conflicto", añadió.

De esta manera, los gremios del Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB) avanzan en responder afirmativamente el incremento salarial anual elevado por la gestión bonaerense, en el marco de la reunión paritaria que mantendrán hoy en la capital provincial.

El FUDB, que integran Suteba, FEB, UDA, Sadop, Amet y Udocba, se había comprometido el jueves pasado a responder a las autoridades después de consultar con las bases sobre la propuesta, que consideraron mejor que las anteriores.

 

El Frente presentará por escrito al mediodía al gobierno bonaerense la resolución y habían adelantado que se inclinaban a aceptarla. El secretario general de Suteba, Roberto Baradel, afirmó hoy que "es probable que se cierre el acuerdo", aunque, advirtió, ello "no quiere decir que sea una postura definitiva la organización" sindical hasta tanto no se posicione los plenarios "en base a las consultas que se dio en cada una de las escuelas".

"No estoy conforme con el aumento, lo que quedó claro es que había plata y que el gobierno se llevó a un conflicto que se podría haber evitado si no avanzaba la negociación mucho antes", señaló el dirigente bonaerense. Consultado sobre los días perdidos de clase, Baradel indicó que esas jornadas serán organizadas entre cada una de las escuelas y la Dirección General de Educación para "recuperar contenidos y objetivos pedagógicos".

Los sindicatos docentes bonaerenses realizaron 17 medidas de fuerza desde el inicio del ciclo lectivo el 6 de marzo, y el conflicto se judicializó a raíz de presentaciones por descuentos de días de paro y pago de incentivos por parte del gobierno provincial a quienes no adhirieran a los paros.

El aumento implica una consolidación salarial de 24% para el 2017: un 21,5% en dos tramos, más un 2,5% de recupero por la pérdida del poder adquisitivo de 2016, que se comienza a aplicar desde diciembre del año anterior.

Asimismo, incluye un 3,4% por incorporación de dos sumas fijas a cuenta de futuros aumentos paritarios que se abonaron en marzo y mayo y no serán descontadas, más otros dos pagos de 800 pesos en agosto y octubre que aporta la Nación para compra de material didáctico, por lo que el incremento se eleva a 27,4%. También supone la activación de la cláusula gatillo si la inflación supera el 21,5% y el compromiso para comenzar en noviembre la negociación salarial de 2018.